Wishlist

[woosw_list]

No hay productos en el carrito.

CUATRO OPCIONES SENCILLAS PARA APORTAR VIDA Y ALEGRÍA AL HOGAR
IDEAK / Blog / Decoración / CUATRO OPCIONES SENCILLAS PARA APORTAR VIDA Y ALEGRÍA AL HOGAR

La manera más rápida y simple para alegrar el ambiente es introduciendo toques de color y… ¡se puede hacer de mil maneras diferentes! Color en los accesorios, las cortinas, los tapetes, la ropa de cama, los textiles de cocina, etc. Si de verdad quieres alegrar el hogar de forma simple, opta por aquello que puedes cambiar fácilmente y deja para más adelante la pintura en las paredes, los suelos o los techos, que siempre es más engorroso.

1. Colores que huelen a flores: La primavera es una estación de cambios, optimismo, esperanza y vida. Levanta pasiones y despierta sentidos… la vida se ve distinta y qué mejor que los colores y las flores para representar esta estación. Bañar la estancia con flores, colores brillantes y aromas naturales es una gran opción para la casa durante esta estación del año. Un par de flores bonitas del jardín encima de una mesa es un detalle que nunca falla.

2. Floreros y jarrones con pinceladas de color: Después de unas bonitas flores, los jarrones y los floreros son el siguiente paso para dar color a la estancia y, sin duda, un clásico en todas las casas. Existen jarrones de cerámica, madera, cristal, de color amarillo limón, fucsia, azul turquesa… que colocados con gracia y combinados con criterio pueden elevar el espacio a un nivel supremo. Lo que se dice un foco de luz en un escenario bien amueblado.

3. Textiles que pintan el hogar en positivo: Unos cojines a todo color en el sofá, el dormitorio, las sillas de la cocina, el jardín o el despacho es una buena manera de abordar el color. No hay espacio para la equivocación porque siempre puedes cambiarlos o reemplazarlos. Sin duda, la tonalidad predominante de una habitación determinará su carácter. Por lo que es importante tener en cuenta la actividad que se va a desarrollar en cada espacio. Saber escoger los tonos adecuados para una colcha, un cubrecama, una cortina, un plaid, una toalla o un paño de cocina. Todo suma en un espacio y más si se trata del color, ya que se puede ir desde el mundo más dulce y onírico al más pesado y abarrotado.

Se el primero en comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *